5 consejos para una exageración efectiva

En el corazón de la animación exitosa se encuentran 12 principios. Una de ellas es la exageración, que se refiere al acto de tomar ciertos elementos y estirarlos más allá del ámbito de lo normal.

Toda animación requiere algún tipo de exageración, incluso animación que se esfuerza por ser realista, porque es la exageración lo que hace que la animación cobre vida, atraiga al público y agregue alivio cómico a escenas que de otro modo serían intensas.

La exageración mal ejecutada, sin embargo, puede restar valor en lugar de aumentar el atractivo y el impacto de una obra animada. Como resultado, la exageración efectiva requiere un trabajo cuidadoso por parte del estudio de animación tradicional. Los siguientes son algunos consejos para utilizar con éxito la exageración en cualquier producción animada.

Exagerar los elementos más importantes

El primer paso para crear una exageración efectiva es elegir qué elementos exagerar. La clave al tomar esta decisión es recordar que los elementos exagerados recibirán la mayor atención de los espectadores.

Por lo tanto, el elemento que elija cambiará la forma en que el espectador entiende la escena. Como resultado, debe elegir los elementos que son más importantes para comprender la escena.

Por ejemplo, si está animando una escena en la que navega un personaje, puede decidir que los movimientos de las olas son más importantes y exagerarlos. Por otro lado, puede decidir que la reacción del personaje es más vital y, por lo tanto, centrarse en sus rasgos faciales.

En primera instancia, el espectador aprende sobre el entorno en el que navega el personaje, mientras que en la segunda, el espectador aprende sobre la personalidad del personaje. Tomar la decisión correcta le permitirá crear una exageración que contribuya en lugar de restarle valor a su trabajo.

Conozca cuáles son sus objetivos

Una vez que decida qué elementos exagerar, deberá decidir cuánta exageración usar. Para tomar esta decisión, debe tener una idea clara de lo que espera lograr con la exageración.

La exageración se puede usar de varias maneras diferentes. Por ejemplo, puede usarlo para agregar movimientos fluidos que hagan que la animación se vea más realista. Por otro lado, puede usarlo para crear movimientos caricaturizados que agreguen comedia o que agreguen personalidad y atractivo.

Sin embargo, cada uno de estos objetivos requiere un uso ligeramente diferente de la exageración. Tomemos, por ejemplo, el marinero discutido anteriormente. Si desea una apariencia realista, puede optar por exagerar ligeramente sus expresiones faciales. Sin embargo, si desea inyectar humor, puede usar una exageración extrema para darle expresiones faciales cómicas. La elección correcta será la que mejor contribuya a sus objetivos generales para la escena.

Conserva la esencia de los elementos exagerados

Tan pronto como decidas exagerar un elemento, ya no estás obligado por los estrictos parámetros de la realidad. Sin embargo, para que su exageración conserve su atractivo, aún debe tener alguna conexión con la realidad.

Si no es así, el objeto o personaje que se exagera se volverá confuso para los espectadores, que ya no podrán combinar lo que ven en la pantalla con las reglas básicas de la realidad a las que están acostumbrados.

Por ejemplo, supongamos que elige exagerar las características faciales del personaje que navega en el barco. Si elimina todos los elementos de identificación de la cara para convertirla en una caricatura completa de miedo o sorpresa, o deleite, perderá la esencia del diseño del personaje.

El espectador ya no podrá identificarlos ni conectarse con ellos. Como resultado, al exagerar cualquier elemento animado, una buena regla general es tomar lo que ya existe en cuanto a expresiones, características físicas o emociones, y exagerar esos elementos. Al hacerlo, aumenta el atractivo de la escena para los espectadores en lugar de restarle valor.

Crear equilibrio

Aunque los espectadores de animación esperan ver exageración y fantasía, también quieren mantener un pie en la realidad. Como resultado, otra clave para una exageración efectiva es crear equilibrio dentro de la escena.

Puede hacerlo seleccionando solo unos pocos elementos en cada escena para exagerar. El resto de los elementos deben permanecer más naturales y realistas. Hacerlo evitará una apariencia absurda o inquietante que dejará a los espectadores confundidos o consternados con su trabajo.

Por ejemplo, si exagera las características faciales de su personaje de navegación, debe abstenerse de exagerar sus otras características físicas. Si elige exagerar el movimiento de las olas, es posible que también deba abstenerse de exagerar las características faciales del personaje.

Con una escena equilibrada, atraes la atención del espectador hacia los elementos que necesitan ver y los mantienes lo suficientemente conectados a la realidad para disfrutar de los elementos exagerados.

Mantenga su proyecto atractivo

Finalmente, cuando use la exageración en su producción animada, deberá mantener el atractivo. El atractivo es un elemento bastante subjetivo, pero crucial, para la animación. Es lo que hace que incluso un villano sea un personaje que los espectadores disfrutarán viendo.

Cometer errores en los pasos discutidos anteriormente pueden resultar en una pérdida de apelación. Por ejemplo, si usa demasiada exageración, será menos probable que los espectadores disfruten de la producción animada.

Como resultado, la última pregunta que debe hacerse es cómo la exageración contribuye al atractivo general de la escena. Puede ajustarse a todos los criterios anteriores, pero restar valor al valor general del entretenimiento. Por otro lado, puede encontrar que empujar los límites un poco produce un aspecto más audaz y un mayor atractivo. Como resultado, la exageración, como con cualquier elemento de animación, requiere una elaboración cuidadosa para lograr la obra de arte más poderosa y atractiva posible.

La exageración es una forma efectiva de dar vida a su animación, ya sea que esté haciendo animación de videojuegos, animación publicitaria o un largometraje.

Al exagerar los elementos más importantes, saber lo que quiere lograr, retener la esencia de los elementos exagerados, crear equilibrio y mantener su proyecto atractivo puede ayudarlo a crear una exageración verdaderamente efectiva en su arte animado.